Matar a un ruiseñor (reseña)

Podrían, quizás, contarse por cientos las veces que un enorme publico eleva a la categoría de obra de culto una novela que, perfectamente, podría utilizarse para calzar un mueble. Harto de esta situación reduje mis expectativas sobre algunos de los llamados clásicos u obras cumbres. A veces, y de manera indiscutible, he topado con autenticas maravillas de las letras y otras he lamentado que alguna persona pueda vivir de una inmerecida fama. De esta manera fui dejando caer en mi lista de pendientes “Matar a un ruiseñor“.

Cuando esta más que conocida novela llegó a mis manos, mi cabeza se debatía entre la curiosidad y la más que probable decepción que supondría que un tomo tan afamado y galardonado no estuviera a la altura de su leyenda. Que tonto soy a veces…

Harper Lee narra de una manera francamente exquisita mucho más que una historia. Nos enseña un lugar, una época, una forma de ver el mundo que solo se podía lograr a través de los ojos de una niña como es Scout. Si, por supuesto, “Matar a un ruiseñor” es una historia de racismo, pero eso es solo quedarse en la superficie. Nos habla de madurar, de entender el mundo que nos rodea, de represión (y a muchos niveles), de blancos, de negros, de jóvenes, de hombres que pretenden ser lo que no son y hombres a los que les toca ayudar a que el mundo siga hacia delante.

Quizás la mayor hazaña de la autora sea lo bien que sabe adecuarse a las necesidades de la historia. Cuando ser obvia y cuando señalar con el dedo en la dirección adecuada esperando que encuentres lo que ha dejado para ti.

No se que tal estará su recién publicada segunda parte (Ve y pon un centinela), pero Harper Lee no necesito más que un libro para hacerse un hueco en la historia, un premio Pulitzer y un sin fin de fans por todo el mundo. y no, no me he olvidado, en 1962 fue llevada al cine de la mano de Robert Mulligan y Gregory Peck. Pero ya hablaremos de eso en el próximo “De literatura y cine“.

Si aun no habéis tenido el placer de pasear entre las paginas de esta obra no lo dejéis pendiente mucho tiempo.

Nos seguiremos leyendo.

Anuncios
Matar a un ruiseñor (reseña)

3 comentarios en “Matar a un ruiseñor (reseña)

  1. Uno de mis eternos pendientes… En parte porque me pasa como a ti, que tengo miedo a esa decepción aunque también veo que no suele pasar 🙂
    La película la vi hace muchos años y apenas la recuerdo, algo que me alegra porque así es como si empezase de cero con la novela.

    Un saludo 🙂

    Le gusta a 1 persona

  2. Anna Camús dijo:

    Yo también pensaba, bah…no será tan bueno cuando todo el mundo lo lee jeeje
    Luego maduré un poco y pensé; bueno, si la muchacha era super mega hiper amiga de mi querido Truman Capote por algo sería…
    Y claro, tuve que leerlo, y puedo confirmar que sí, que es un libro muy bueno, aunque lo lea todo el mundo 😛
    Un saludin! 🙂 🙂 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s